A Reconstruction and Analysis of Francisco Asenjo Barbieri’s Social Network in Valencia (Spain) based on his Correspondence (1852-1893)

Resonancias vol.27, n°52, enero-junio 2023, pp. 97-128.

DOI: http://doi.org/10.7764/res.2023.52.6

PDF

Abstract

The main focus of this article is to identify and study Francisco Asenjo Barbieri’s links with Valencia (Spain) through his correspondence from a qualitative and quantitative approach. The article presents a graphic reconstruction of his network of correspondents residing in Comunidad Valenciana, analyzing his relationships with them through an intensive study of the letters using the metrics and parameters of Social Network Analysis. Combining these techniques has allowed us to confirm the existence of a network of correspondents and identify its main agents and the groups and subgroups among them. Along with studying the structure and morphology of the resulting network, we have analyzed the motives underlying the correspondence and, therefore, explored the nature and substance of these relationships.  As we will see, Barbieri was able to use the network and establish links to further his name and his work, provide information, and acquire books for his well-known library. On the other hand, his correspondents took advantage of their relationship with him in order to gain his artistic collaboration, flaunt their friendship, and obtain information or intermediation.


Introducción y estado de la cuestión

[1]

El musicólogo, historiador, bibliófilo y compositor Francisco Asenjo Barbieri (1823-1894) fue uno de los músicos españoles más relevantes de su tiempo. Su labor musicológica supuso una reactivación del interés en los tesoros y monumentos de la música hispana y, junto con Hilarión Eslava (1807-1878) y posteriormente Felipe Pedrell (1841-1922), entre otros, consiguió elevar la consideración artística de la música en España. Alcanzó grandes éxitos en el género musical escénico, especialmente con obras como Jugar con fuego (1851), Pan y toros (1854) y el icono de la zarzuela española El barberillo de Lavapiés (1874). Sus relaciones fueron mucho más allá de la música con un círculo de amistades que se extiende al ámbito literario, político, religioso y la bibliofilia. Esta última pasión le llevó a atesorar una riquísima colección de manuscritos, incunables y libros que, junto con la correspondencia mantenida con diferentes lugares de España, asciende a más de cuatro mil volúmenes; una colección que fue donada a la Biblioteca Nacional de España (E-Mn).

En los numerosos documentos sobre la música y músicos españoles que fue recopilando, se vislumbra una afectiva relación con la ciudad de Valencia, “su ciudad preferida”, en palabras de su biógrafo (Casares 1994a, 131). No en vano, para su patrona compuso la obra Salve valenciana, y fue nombrado presidente de la emergente sociedad cultural Lo Rat Penat.

Teniendo en cuenta los planteamientos de las humanidades digitales respecto a la interdisciplinariedad[2] y hacia una comprensión de las relaciones entre música y sociedad en el siglo XIX español, el presente artículo tiene como objetivo fundamental identificar y estudiar los múltiples vínculos (personales, profesionales, sociales, culturales, políticos, etc.) de Barbieri con la Comunidad Valenciana,[3] mediante la correspondencia, empleando una metodología cualitativa y cuantitativa, esta última con base en métricas y parámetros del Análisis de Redes Sociales.[4]

La elección de la correspondencia como fuente primaria para la identificación de estos vínculos está justificada mayormente por su gran valor documental, pues es la única que testimonia interacciones directas entre individuos y que ofrece, además, un conocimiento sobre la intrahistoria de una época determinada. Los primeros estudios en el ámbito de la musicología española centrados en epistolarios fueron los dedicados a los considerados patriarcas: Felipe Pedrell y Francisco Asenjo Barbieri. Virgili (1981), Gómez-Elegido (1984) y posteriormente Casares (1988) dieron cuenta de las posibilidades de estas fuentes, más allá del campo musicológico, para el estudio de la cultura española. Otros trabajos referentes en este campo que han sido una constante en la investigación musicológica son los dedicados a los distinguidos representantes del nacionalismo musical español, fundamentalmente, Manuel de Falla (1876-1946),[5] Enrique Granados (1867-1916) (Perandones 2016) y Joaquín Turina (1882-1949) (Pérez 1982). La presentación de estos epistolarios se centra en la recopilación y la edición de la correspondencia con alcance unidireccional o bidireccional. Todos ellos incluyen, en mayor o menor profundidad, estudios de corte cualitativo con semblanzas biográficas, referencias a la estética, la ideología, las composiciones e incluso a rasgos de la personalidad o al tratamiento entre agentes.

Si bien la mayor parte de los estudios citados revela la existencia de un entramado de relaciones, casi la totalidad de estos acomete solo una parte de la correspondencia con la finalidad de mostrar vínculos personales o profesionales entre uno y otro agente (Falla-Rodrigo; Falla-Turina). Los únicos ejemplos localizados donde se da una sistematización de todos (o gran parte) de los corresponsales de un autor han sido los volúmenes dedicados a Francisco Asenjo Barbieri (Casares 1988),[6] Felipe Pedrell (Bonastre y Álvarez 2015), Eduardo López-Chavarri Marco (1871-1970) (Díaz y Galbis 1996) y, más recientemente, Adolfo Salazar (1890-1958) (Carredano 2008) y Enrique Granados (Perandones 2016). La existencia de redes, así como la relevancia de estos personajes en el panorama de la cultura del momento se hace patente especialmente por el número de remitentes (recopilados 179 en López-Chavarri, 228 en Salazar, 336 en Pedrell, 506 en Granados y más de 800 en el caso de Barbieri), su variada procedencia y las múltiples menciones entre corresponsales. El tratamiento de las redes en estos casos se hace casi de forma exclusivamente metafórica, pues se limita a añadir índices onomásticos, de corresponsales y perfiles biográficos. Con el fin de complementar este acercamiento a las relaciones entre emisor y receptor se propone reconstruir la estructura de las redes mediante uno de los métodos cuantitativos más empleados en los últimos años en la investigación histórica: el Social Network Analysis o Análisis de Redes Sociales (ARS) .[7]

Si bien el nacimiento del ARS como disciplina puede situarse entre los años sesenta y setenta, es a partir del nuevo milenio cuando este enfoque cuantitativo se extiende en las humanidades (Lemercier 2015; Bertrand, Guzzi-Heeb y Lemercier 2011; Sarno 2017). El empleo del ARS en el campo de la historia en los últimos años ha sido tal que ha conformado una metodología propia, la “Historical Network Research”, una dimensión del estudio de redes sociales reconocida en la reciente publicación The Oxford Handbook of Social Networks (Light y Moody 2020). Los investigadores se han interesado en cómo los procesos de redes han afectado a cambios sociales y/o históricos como, entre otros, las revoluciones, la segregación o la migración.[8] Tal como recoge la plataforma https://historicalnetworkresearch.org,[9] el empleo de estos análisis se ha dado, aunque de forma irregular, en diversas épocas de la historia: historia antigua, medieval, moderna y contemporánea; y en diferentes disciplinas o sub-disciplinas: historia del arte o historia económica.[10] En el ámbito español, el panorama es similar, surgiendo en la década de los noventa las primeras investigaciones por parte de historiadores en las que se utilizó el análisis de redes sociales (Sarno 2017, 27-30). Además, la revista Redes: revista hispana para el análisis de redes sociales dedicó un número monográfico en 2011 al “Análisis de redes e historia: herramientas, aproximaciones, problemas”. En la introducción de dicha publicación, se vislumbra cómo a pesar de la heterogeneidad de temáticas a las que se aplica el ARS, este no se realiza únicamente copiando el quehacer antropológico o sociológico, sino que se da “una gran inventividad en materia de construcción de las fuentes, de las representaciones gráficas, de los cálculos de indicadores y/o de las interpretaciones para proponer una aproximación propiamente histórica de sus objetos de estudio” (Bertrand, Guzzi-Heeb y Lemercier 2011, 4). Este no es el caso en los estudios dedicados a la música en los que se aplican los métodos y técnicas del ARS, como se verá a continuación.

Hasta la actualidad, la aplicación del ARS en investigaciones en torno a la música parece haber sido terreno casi exclusivo de la sociología, debido probablemente a la vinculación con las teorías sociales que dieron lugar al nacimiento de la disciplina. En este sentido, algunas temáticas estudiadas han sido los miembros de grupos y las obras de comedia musical en las que participan (Uzzi y Spiro 2005)[11] o, más recientemente, las redes en torno a los compositores (McAndrew y Everett 2015) y la vida social que se forma en grupos de interactividad musical (Crossley 2020). Otros estudios en los que se tratan las tipologías de sociabilización en los grupos y las redes de músicos son los de Pearce (2021a; 2021b). En estos se emplean principalmente herramientas de visualización de redes para su representación y estudio.

No se han localizado otras referencias a estudios llevados a cabo en el campo de la historia de la música, como tampoco se han localizado hasta el momento artículos en los que se apliquen las herramientas, medidas o estadísticas del ARS a sus fuentes primarias.

Metodología aplicada en el estudio de la red Barbieri-Valencia

En el estudio de la correspondencia que testimonia los vínculos de Barbieri con la Comunidad Valenciana se ha seguido un enfoque metodológico que aboga por la combinación de un análisis cualitativo e intensivo de las cartas y las técnicas gráficas con métodos cuantitativos propios del ARS en investigaciones históricas.

Por un lado, para la aplicación de la metodología cualitativa se han empleado los métodos tradicionales de la musicología histórica descritos en el apartado anterior y que contemplan un estudio y uso intensivo de las fuentes con citaciones literales a la correspondencia y referencias a los perfiles biográficos de los emisores principales (véase Apéndice).

Por otro lado, se ha llevado a cabo una reconstrucción y representación gráfica de la red social de Barbieri en la Comunidad Valenciana a través de su correspondencia, aplicando los métodos y parámetros del ARS. Concretamente, se han seguido las pautas y herramientas del ARS para investigar datos relacionales históricos –sintetizadas en Sarno (2017, 32-47)– y el enfoque metodológico planteado por Imízcoz y Arroyo (2011),[12] en el que se emplean análisis efectivos de redes sociales con técnicas del ARS a epistolarios del siglo XVIII. El software empleado en la visualización de las redes ha sido Gephi (versión 0.9.3)[13] por sus capacidades exploratorias en redes y dado que es una herramienta de código abierto y gratuita.

El punto de partida han sido los conocidos “Papeles Barbieri”, donados por el propio compositor y conservados en la E-Mn.[14] Este corpus ha conformado la fuente primaria desde la cual se han extraído, catalogado y estudiado las cartas remitidas a Barbieri por todos los agentes residentes en la Comunidad Valenciana. El total de cartas recopiladas y estudiadas ha sido de 315, de 35 remitentes.[15] Dado que la pretensión ha sido analizar la perspectiva de un actor específico en la red, se ha empleado una red egocentrada cuyo nodo central (o “ego”) es el receptor de las cartas (Barbieri). La red tiene así un sentido unidireccional,[16] y está geográficamente limitada. En este punto cabe señalar la idoneidad de esta metodología por el carácter preservativo del compositor. Tal como recoge Casares, citando a Anglés: “Desde su juventud hasta el último año de su vida, Barbieri conservó y ordenó escrupulosamente la copiosísima correspondencia que venía recibiendo, sin eliminar algunas cartas mortificantes o vejatorias para él […]” (Casares 1988, 19).

En el diseño y análisis de la red no se parte de una definición a priori de “red social”, sino que las relaciones se han establecido a partir de cada una de las cartas recopiladas. El nodo central representa al compositor Barbieri, que tiene vínculos (o aristas) creados a partir de las cartas con diferentes agentes representados en el resto de los nodos (o vértices). La representación de todos ellos se realiza a través de grafos, en los cuales las líneas que conectan dos nodos indican la presencia de una relación o, en este caso, una carta.

Además de establecer los vínculos entre los agentes según las cartas recibidas, para un análisis más completo de la red, se han extraído de su contenido tres parámetros:

  • La fecha de envío: se ha volcado la fecha de envío de cada carta teniendo en cuenta solo el año. En los casos en los que se obvia, se han datado las cartas de forma aproximada según el contenido siempre que ha sido posible. Hay 11 cartas que no han podido ser datadas del corpus total de 315.
  • Las menciones: se refiere a las citas o referencias a otros agentes de la red. Este parámetro crea vínculos en sentido multidireccional, lo que permite identificar grupos o subgrupos dentro de la red.
  • Las motivaciones: hace referencia al motivo que ha dado lugar al envío de la carta. Para su estudio, tras un análisis exhaustivo del contenido de la correspondencia, se ha procedido a categorizar las motivaciones en seis bloques: 1) Cortesía: incluye todas aquellas cartas que manifiestan atención, respeto o afecto, como son los regalos, los agradecimientos, las felicitaciones, las invitaciones y, también, las disculpas; 2) Negocio: se consideran aquí las cartas relativas al ámbito profesional, como las referidas al desarrollo y el estreno de una obra o los contratos con empresarios; 3) Información: recoge las cartas cuyo contenido revela una intención informativa en relación con temas concretos sobre Valencia bien derivadas del encargo de Barbieri, o bien, por iniciativa de los corresponsales; 4) Favores: se consideran en esta categoría las peticiones en torno a ocupaciones y recomendaciones; 5) Personal: se refiere a las cartas cuyo contenido está relacionado con la salud o contienen detalles de carácter íntimo; 6) Avisos: aquí se incluyen las tarjetas postales, las tarjetas de visita o las cartas con una extensión muy breve que anuncian citas o encuentros.

Las estrategias y técnicas métricas y de visualización empleadas siguen las dinámicas propias de las redes egocentradas (Smith 2020; Crossley et al. 2015), teniendo cuatro estrategias de análisis prioritarias: 1) la posición de los agentes en la red o, en otras palabras, la mayor o menor cantidad de correspondencia entre los agentes y Barbieri; 2) la identificación de grupos o subgrupos específicos que actúan como comunidades; 3) la tipificación de motivaciones que articulan la red como aproximación al concepto de capital social; 4) la variabilidad y durabilidad de los vínculos con los agentes.

Siguiendo las estrategias mencionadas, las estadísticas del ARS estudiadas han sido:

  • La densidad: extraída para el estudio de las menciones. Mide el porcentaje de relaciones efectivas de cada individuo con respecto al número máximo de relaciones posibles en la red, lo que muestra la alta o baja conectividad de la red en su conjunto.
  • El grado: es una medida de la popularidad de los actores de la red. Aplicado a un nodo es el número de relaciones (o enlaces) que lo conectan con otro. Para representar este valor en nuestra red, se ha optado por el grado de entrada (para Barbieri) y salida (resto de remitentes) con pesos, es decir, según el número de cartas. Esta medida permite posicionar a los actores más o menos cerca del nodo central según su popularidad. En el estudio de las menciones, dado que la red es multidireccional y dirigida, se calculan grados de entrada y de salida para cada nodo, siendo el grado de entrada las menciones que recibe cada uno de los agentes y el de salida las referencias que realizan a otros agentes. Esto permitirá identificar los agentes más o menos conocidos y los que son más influyentes o tienden a crean redes.
  • La modularidad: empleado exclusivamente en el estudio de las menciones, es una medida de la estructura de las redes. Mide la fuerza de la división de una red en módulos o agrupamientos. Para medir este valor en la red Barbieri-Valencia, como se ha comentado, se ha extraído de cada fuente las menciones a otros corresponsales, de modo que mediante este valor se vislumbran los grupos y subgrupos y los agentes más o menos relacionados y/o que pueden actuar como puentes o enlaces entre grupos.

Además de estas medidas, se han añadido estudios longitudinales donde mediante la variable del tiempo (fecha de envío) y la morfología de los grafos se estudia la variabilidad y durabilidad de las relaciones de los corresponsales con Barbieri. Respecto al estudio de las motivaciones se han aplicado herramientas estadísticas básicas con matrices de correlación y otras herramientas de visualización de datos como los diagramas de barras.

Análisis de la red Barbieri-Valencia

  1. Posición de los emisores y centralidad de la red

En la Figura 1 se consignan los emisores residentes en la Comunidad Valenciana que enviaron cartas a Barbieri bajo el diseño de una red egocentrada. El nodo central (o ego) representa a Barbieri y el resto de los nodos, a los agentes emisores dimensionados según el número de cartas remitidas. Las aristas se constituyen a partir de las cartas y conectan a cada emisor con Barbieri, también proporcionadas en base al atributo del peso. Se observan más próximos al nodo central aquellos agentes con un mayor grado de salida con pesos, es decir, aquellos que más cartas remitieron a Barbieri y, más alejados, los emisores con un grado de salida con pesos inferior, o que enviaron una menor cantidad de cartas.

Figura 1 / Red egocentrada de Barbieri y sus corresponsales residentes en la Comunidad Valenciana. Diseño en Gephi con algoritmo ForceAtlas, además de Expansión y Ajuste de etiquetas.

Como ya se ha mencionado, el total de cartas remitidas a Barbieri es de 315, provenientes de 35 remitentes distintos. La Tabla 1 muestra que más de un 50% de estas cartas fueron enviadas por los tres emisores con más frecuencia. El personaje con mayor conectividad es Rafael María Liern, con un total de 101 cartas (32,1%), seguido por José Enrique Serrano Morales con 35 cartas (11,1%) y Antonio Ayala con 30 (9,5%). El resto de los emisores mantiene porcentajes inferiores al 7%, lo que se debe principalmente al hecho de que sus comunicaciones con Barbieri se dieron por asuntos puntuales (el estreno de alguna obra, la solicitud de favores, el envío de obras, libros o información, etc.).

 Apellidos, NombreNº cartas remitidas (valores absolutos)Frecuencia (%)
Liern, Rafael María10132,1
Serrano Morales, José Enrique3511,1
Ayala, Antonio309,5
Ximénez y Cos, Eduardo206,3
Carboneres y Quiles, Manuel144,4
Molés, José María134,1
Espí Ulrich, José92,9
Vizconde de Bétera92,9
Escalante, Eduardo82,5
Labaila, Jacinto82,5
Fuster y Jordán, José Gregorio61,9
Galiana, Vicente61,9
Vives Ciscar, José51,6
Navarro, Víctor41,3
Pallarés, José41,3
Quilis, Antonio41,3
Fornet Senís, José31,0
Martos Rubio, M.31,0
Reig Flores, Fernando31,0
Sanz y Sever, Antonio31,0
Vidal, Vicenta31,0
Barranco y Caro, Mariano20,6
Bernat i Baldoví, Josep20,6
Cerdá, Manuel20,6
García, Juan20,6
Llorente, Teodoro20,6
Medina, Joaquín María20,6
Salvá Mallén, Pedro20,6
Salvá, Enrique20,6
Torres, José María20,6
Tramoyeres, Luis20,6
Fayos, Ramón10,3
Hervás, Mariano10,3
Olmos Fuster, José María10,3
Sacristán, Estanislao10,3

Tabla 1 / Listado de emisores por frecuencia.

 

De entre los emisores con mayor frecuencia cabe citar, en primer lugar, a Antonio Ayala. No se han encontrado datos concretos biográficos sobre este personaje, más allá de la descripción que el propio Barbieri realizó en la dedicatoria de la biografía del valenciano Antonio Eximeno (Casares 1994b, 318):

mi querido amigo el caballero valenciano D. Antonio Ayala, procurador de los tribunales de aquella ciudad, quien, […] no sólo ha sabido encontrar el retrato y las pruebas de su autenticidad, sino ha costeado de su propio peculio los gastos ocasionados por la fotografía.

Efectivamente, como se desprende de la correspondencia, Ayala realizó un trabajo incesante en la búsqueda del retrato de Eximeno.[17] La primera de las cartas remitidas a Barbieri está fechada el 18 de abril de 1872 y responde ya a la solicitud de Barbieri del citado retrato. Su vinculación, si bien podría haber terminado tras la publicación de la biografía, fue más allá en intensidad, llegando al ámbito personal, y en duración, pues incluso tras la muerte de Ayala, su mujer, Vicenta Vidal, siguió escribiendo cartas a Barbieri. Antonio Ayala y Barbieri compartieron noticias sobre estrenos, acontecimientos culturales variados de la ciudad de Valencia y Madrid y también otros de índole personal. Como se verá en el estudio de las menciones, a pesar del perfil de Ayala, que no deja de ser el de un aficionado a la música, fue un personaje puente en la red de Barbieri con Valencia.

Como se deduce por las cifras, la relación más recurrente y fructífera en términos creativos fue la mantenida con el libretista Rafael María Liern (1832-1897). Su vínculo  se remonta al año 1859, con la visita de Barbieri a la ciudad de Valencia para la temporada estival (Casares 1994b, 85). Tan solo unos días después del retorno a Madrid, concretamente el 5 de septiembre, se encuentra fechada la primera de las cartas del libretista a Barbieri. Por la correspondencia parece ser que Barbieri solicitó primeramente a Liern que le enviara un juguete característico de Valencia y este le mandó un arreglo castellanizado para zarzuela de su primera obra De fermater a lacayo, ahora titulada Aleluyas de un lacayo.[18] El nuevo libreto no convenció a Barbieri, pero se constata que siguieron colaborando a lo largo de años, dando lugar a diversas obras estrenadas con gran éxito (Casares 1994a, 469, 472 y 474). Su relación, tal como señalan los cálculos, fue relevante, pero también duradera: se han localizado cartas que van desde 1859 hasta los últimos meses previos a la muerte de Barbieri en 1894. En la última carta recopilada de Liern a Barbieri del 23 de noviembre de 1893 se entrevé que estaban colaborando en una nueva obra con el título El bolero afligido.[19] Ambos se verían obligados a postergar el proyecto por cuestiones de salud, siendo la última obra de Barbieri que, comenzada, no pudo terminar.

De este largo periodo de relación entre libretista y compositor cabe señalar los años en los que Liern vivió en Madrid, que por la datación de las cartas iría del 1873 al 1884, más de diez años en los que, a las cartas recopiladas, cabría sumarle las más que posibles comunicaciones verbales en encuentros presenciales. Tal como se verá en el análisis por motivaciones, el vínculo entre ambos tuvo una finalidad principalmente profesional o artística. Ahora bien, los planes teatrales se entremezclan en su correspondencia con notas sobre encuentros, tarjetas de presentación, invitaciones o solicitudes de favores, siempre con un tono amistoso e íntimo –incluyendo apodos–, lo que indica un alto grado de cercanía.

Por último, otro de los emisores que cabe resaltar, tanto por la frecuencia como por la relevancia del personaje, es José Enrique Serrano Morales. Barbieri y Serrano Morales se conocieron en la última visita que consta de Barbieri a la capital del Turia en 1880 (Ferreres 1963, 23-32). El compositor realizó una estancia en la ciudad de Valencia con motivo de los Juegos Florales, organizados por la sociedad Lo Rat Penat. Su estancia en la ciudad duró dieciséis días, del 23 de julio al 8 de agosto. Durante estos días intervino en diversos actos culturales y fue homenajeado en varias ocasiones con discursos y conciertos. Entre estos, cabe destacar el del 4 de agosto cuando, al parecer, la Sociedad de Conciertos que dirigía José Valls Enguix (1847-1909)[20] obsequió a Barbieri con una serenata musical enfrente de la casa de su amigo Antonio Ayala (calle Crespíns).[21] Fue precisamente en la noche de la interpretación de la serenata cuando podría haberse dado el primer encuentro entre José Enrique Serrano Morales y Barbieri. Así lo atestigua una tarjeta de visita de Asenjo Barbieri con anotaciones al erudito para oír la serenata desde los balcones de la casa de Ayala.[22]

Desde entonces dio comienzo una de las relaciones más interesantes de Barbieri con Valencia, por el contenido y la notabilidad de ambos personajes. El vínculo con Serrano cubría una de las pasiones más conocidas del compositor: la de la bibliofilia. La mayor parte de la correspondencia con Serrano Morales conlleva el intercambio de libros e información sobre colecciones y volúmenes de temática musical especialmente. Se desconoce el motivo por el cual la relación se extinguió en 1890, pero al igual que Barbieri, Serrano Morales conservó la correspondencia con el compositor, 34 cartas, la última de las cuales está fechada el 6 de noviembre de 1890.[23]

2. Durabilidad de las relaciones y años destacados según la correspondencia

En la Figura 2 se observa la distribución de cartas por año desde 1852 hasta 1893. Concretamente, la primera carta recibida por Barbieri por parte de un residente en la Comunidad Valenciana está fechada el 28 de diciembre de 1852. El emisor de dicha carta fue Antonio Quilis, el cual se ha podido relacionar por la correspondencia con la conocida familia de músicos valencianos Fornet, al ser el abuelo materno de Antonio Fornet Quilis (1865-1956).[24] El contenido de la carta deja entrever que Quilis y Barbieri se encontraron en la visita del compositor a la ciudad de Valencia en 1852, meses después del estreno de su obra Jugar con fuego en la ciudad (13/02/1852) (Galbis 1998, 218). Tras su estancia, Barbieri envió como obsequio a Quilis la misma obra y este se mostró agradecido por ello pues “Mi niña Julia [,] además, tendrá sumo placer en estudiar tan bella producción, como merece su obra y la gratitud a su autor”.[25] La siguiente comunicación hacia Barbieri se dará cinco años más tarde, en 1858, y, a partir de esta fecha, se da una continuación anual en la recepción de correspondencia, salvo los años 1862 y 1869.

 

Figura 2 / Distribución por años de la correspondencia remitida a Barbieri por residentes de la CV. Diseño en diagrama de barras (N.º cartas/años).

Se constatan dos años especialmente relevantes en la correspondencia remitida a Barbieri: 1873 y 1882. En las Figuras 3 y 4, siguiendo el mismo diseño de red egocentrada, se presentan dos cortes cronológicos de los emisores que mantuvieron su relación con Barbieri en dichos años mediante correspondencia, teniendo en cuenta el intervalo temporal entre la primera y la última de sus cartas. Durante 1873, ocho de los nueve emisores cuya correspondencia se sitúa en el rango temporal remitieron cartas ese mismo año. La excepción fue Juan García. Son especialmente frecuentes en este año las cartas de Liern (hasta veinte) sobre lo que parece ser el plan para la obra El proceso de cancán[26] y las comunicaciones por parte de Eduardo Ximénez y Cos (1824-1900) (12 cartas), que había realizado la colección de Cantos populares valencianos para la Exposición Universal de Viena de 1873. Francisco Barbieri, en su faceta de restaurador de la música española, se mostró muy interesado en dicha obra y, por supuesto, el autor satisfizo sus deseos enviándole un ejemplar, tal como atestiguan sus cartas. De este primer contacto, Ximénez aprovechó para solicitar a Barbieri algún libreto para musicalizar. Por la correspondencia se sabe que nunca fueron remitidos tales textos, aunque sí logró que Barbieri le regalase la edición de una colección de melodías para canto y piano titulada Ecos del alma.[27]

 

Figura 3 / Red egocentrada de Barbieri y sus corresponsales según cartas remitidas en el año 1873. Diseño en Gephi con algoritmo ForceAtlas, Expansión, Ajuste de etiquetas y activación de línea temporal.

 

Figura 4 / Red egocentrada de Barbieri y sus corresponsales según cartas remitidas en el año 1882. Diseño en Gephi con algoritmo ForceAtlas, Expansión, Ajuste de etiquetas y activación de línea temporal.

Con respecto al año 1882, trece de los catorce emisores cuya correspondencia se sitúa en el intervalo temporal enviaron cartas a Barbieri. La excepción en este caso fue Eduardo Ximénez. Existe una motivación común en la mayoría de los corresponsales para este año: felicitar a Barbieri por el estreno de su Salve valenciana. La obra fue un regalo del compositor a la sociedad Lo Rat Penat, con letra de Jacinto Labaila y González, y escrita en honor a la patrona de Valencia, la Virgen de los Desamparados.[28] Fue estrenada en la Catedral de Valencia dos años después de su finalización, el 13 de mayo de 1882 bajo la dirección de Juan Bautista Guzmán Martínez (1846-1909).[29] El evento fue altamente significativo para la sociedad valenciana y muy especialmente para Lo Rat Penat. Los vínculos de Barbieri que eran miembros de Lo Rat Penat (véase Apéndice), a saber, José Espí Ulrich, Vicente Galiana, Jacinto Labaila, Teodoro Llorente, Fernando Reig y Luis Tramoyeres (Martínez 2000), se apresuraron en dar la enhorabuena al compositor y enviarle recortes de prensa con la recepción del estreno. Otros corresponsales que también felicitaron al compositor fueron José Vives Ciscar, José Fornet Senís, José Enrique Serrano Morales y el Vizconde de Bétera. En total, diez de los catorce emisores que mantuvieron relaciones con Barbieri en este año remitieron sus felicitaciones, lo que indica un alto grado de interés por la trayectoria y la recepción de su obra en Valencia.[30]

Como adición al análisis longitudinal expuesto y considerando de nuevo los intervalos temporales según fecha de inicio y fin de la correspondencia, los emisores que durante más años estuvieron mandando cartas a Barbieri fueron Rafael María Liern, cuya correspondencia se mantuvo durante 34 años, y José María Molés, hasta diecisiete años de correspondencia remitida, aunque en menor frecuencia (solo trece cartas) (véase Tabla 2). Sobre Molés, no se han encontrado referencias más allá de una nota a pie en la edición de la obra Dos pichones del Turia (Barbieri y Liern 1863) como propietario del Teatro Contemporáneo y El Micalet de Valencia. Las cartas remitidas a Barbieri presentan un contenido exclusivamente de carácter profesional (contratos o rendimientos de cuentas).[31]

 

 Apellidos, NombreFecha inicio emisiónFecha fin emisión
Sanz y Sever, Antonio18591859
Bernat i Baldoví, Josep18611861
Hervás, Mariano18641864
Navarro, Víctor18701870
Salvá Mallén, Pedro18701870
Sacristán, Estanislao18711871
Salvá, Enrique18711871
Medina, Joaquín María18721872
Olmos Fuster, José María18731873
García, Juan18741874
Cerdá, Manuel18801880
Tramoyeres, Luis18821882
Barranco y Caro, Mariano18881888
Fayos, Ramón18881888
Torres, José María18801881
Labaila, Jacinto18801882
Pallarés, José18711873
Reig Flores, Fernando18801882
Vives Ciscar, José18801882
Vidal, Vicenta18821885
Vizconde de Bétera18811884
Fuster y Jordán, José Gregorio18671875
Galiana, Vicente18801885
Escalante, Eduardo18811887
Espí Ulrich, José18781884
Carboneres y Quiles, Manuel18681876
Fornet Senís, José18821890
Martos Rubio, M.18591867
Serrano Morales, José Enrique18821890
Ayala, Antonio18721881
Llorente, Teodoro18821891
Ximénez y Cos, Eduardo18731885
Quilis, Antonio18521866
Molés, José María18581875
Liern, Rafael María18591893

Tabla 2 / Listado de emisores con fechas de inicio y fin de la emisión de las cartas.

 

3. Identificación de comunidades según menciones a los corresponsales

El primer dato a considerar en el estudio de las menciones en las cartas remitidas a Barbieri es la densidad, que resulta del 6,3%. Este dato puede llevar a interpretar que existe una conectividad baja en la red, si bien cabe tener presente que, de los 35 remitentes, veintinueve son mencionados o hacen menciones en un total de 75 ocasiones. En las Figuras 5 y 6 puede observarse la red de aristas o vínculos que se crea al añadir las menciones entre corresponsales. En esta ocasión, para una mejor visualización, el diseño es circular con diferenciación entre los colores de las aristas según se trate de vínculos por las cartas (color blanco) o vínculos por menciones (rojo). Los nodos están dimensionados según el grado con pesos solo de las cartas remitidas. Se comprueba que existe una trama entre los corresponsales, al menos, de conocidos alrededor de la figura de Barbieri. Los únicos personajes que quedan fuera de esta red son, en orden por grado en pesos: M. Martos Rubio, Antonio Sanz y Sever, Vicenta Vidal (viuda de Antonio Ayala), Ramón Fayos, Mariano Hervás y Estanislao Sacristán.

Figura 5 / Red circular de Barbieri y sus corresponsales según cartas remitidas. Diseño en Gephi con algoritmo Circular Layout, Expansión y Ajuste de etiquetas.

 

Figura 6 / Red circular de Barbieri y sus corresponsales según cartas remitidas (color blanco) y vínculos por menciones (rojo). Diseño en Gephi con algoritmo Circular Layout, Expansión y Ajuste de etiquetas.

 

Figura 7 / Red de doble círculo según menciones a los remitentes en la correspondencia, con los nodos centrales con mayor grado de entrada. Diseño en Gephi con algoritmo Dual Circle Layout, Expansión y Ajuste de etiquetas.

 

Figura 8 / Red de doble círculo según menciones a los remitentes en la correspondencia, con los nodos centrales con mayor grado de salida. Diseño en Gephi con algoritmo Dual Circle Layout, Expansión y Ajuste de etiquetas.

 

Para poder identificar aquellos personajes que son más citados o que actúan como creadores de redes mediante menciones, se muestran las Figuras 7 y 8 con diseño de doble círculo con los tres o cuatro nodos centrales con mayor grado de entrada y salida, respectivamente.

Por un lado, en la Figura 7 constan en el centro los cuatro corresponsales que más citaciones de distintos agentes recibieron en las cartas y que se pueden considerar como los más conocidos en la red. Estos fueron Antonio Ayala, con siete menciones, y Pedro Salvá Mallén, José Gregorio Fuster y Jacinto Labaila con cuatro menciones cada uno. Ayala aparece en estas menciones como la persona de referencia de Barbieri en Valencia, al menos hasta su muerte en 1881.[32] Se sabe que Barbieri llegó a hospedarse en casa de Ayala en sus visitas a Valencia.[33] Vicente Galiana, en una de sus cartas escribió sobre el procurador:

Ayer estuve en casa de D. Antonio, mientras comían, y pude observar dos cosas: 1ª., que en la mesa se le siguen destinando a Vd. cubierto y silla, y 2ª., que aquella casa reposa santa tranquilidad y falta en ella la alegría que daba la presencia de Vd.[34]

Respecto al caso de Pedro Salvá, las menciones se concentran justo después de su muerte, con motivo del deseo de Barbieri de adquirir más libros de música de su reconocida biblioteca.[35] Sobresale aquí la faceta de bibliófilo de Barbieri, así como su capacidad de manejo del capital social, tal como sucede en el caso de José Gregorio Fuster, quien actúa casi siempre como agente intermediario en la búsqueda de información solicitada por Barbieri (como en el caso del retrato de Eximeno).[36] Por último, Jacinto Labaila fue referenciado en diversos asuntos relativos a Lo Rat Penat, dado que fue presidente de esta sociedad.[37]

 Apellidos, NombreGrado de entradaGrado de salida
Ayala, Antonio76
Barranco y Caro, Mariano10
Bernat i Baldoví, Josep10
Carboneres y Quiles, Manuel01
Cerdá, Manuel11
Escalante, Eduardo22
Espí Ulrich, José11
Fornet Senís, José24
Fuster y Jordán, José Gregorio43
Galiana, Vicente21
García, Juan10
Labaila, Jacinto44
Liern, Rafael María25
Llorente, Teodoro31
Medina, Joaquín María22
Molés, José María20
Navarro, Víctor01
Olmos Fuster, José María12
Pallarés, José13
Quilis, Antonio31
Reig Flores, Fernando14
Salvá Mallén, Pedro40
Salvá, Enrique01
Serrano Morales, José Enrique37
Torres, José María11
Tramoyeres, Luis11
Vives Ciscar, José10
Vizconde de Bétera32
Ximénez y Cos, Eduardo11

Tabla 3 / Listado de emisores con grado de entrada y salida por menciones.

 

Por otro lado, en la Figura 8 se muestran en el centro los tres emisores que más agentes de la red mencionaron y que, por tanto, se comportan como puentes o enlaces a más vínculos. El individuo que más personajes citó en sus cartas fue Serrano Morales, con siete menciones a otros agentes, seguido de Antonio Ayala, con seis, y Rafael María Liern, con cinco.[38] Dado que en estos casos puede darse la existencia de subgrupos o comunidades, se ha calculado la modularidad para las menciones y se han distribuido los nodos según la partición resultante por colores. En la Figura 9, se constata así la existencia de seis comunidades y la figura de Antonio Ayala como el personaje principal que actúa como puente o vínculo entre ellas. Por la información contenida en la correspondencia y el estudio de los perfiles biográficos ha sido posible identificar en estos subgrupos redes familiares (padres e hijos), como los casos de José Gregorio Fuster y Jordán y José María Olmos Fuster o Pedro Salvá y Enrique Salvá; redes profesionales de libretistas con representantes o administradores de teatros (Liern, Escalante, Bernat i Baldoví; García y Molés); redes de bibliófilos, como puede verse a partir del nodo de Serrano Morales (con Vives, Cerdá y Vizconde, especialmente); y, más interesante, una red relacionada con el fenómeno del asociacionismo valenciano, concretamente formada por personajes con cargos en Lo Rat Penat, como fueron Llorente (Presidente), Labaila (Presidente), Galiana (vocal), Reig (secretario) y Escalante (Martínez 2000, 27-120).

 

Figura 9 / Red por comunidades de corresponsales, según menciones a los remitentes. Diseño en Gephi con ranking de nodos por colores según modularidad y con algoritmos Expansión y Ajuste de etiquetas.

4. Estudio de la naturaleza de las relaciones mediante las motivaciones

El estudio de las motivaciones de cada una de las cartas recopiladas revela una distribución desigual entre las categorías atribuidas. Mientras que son pocas las ocasiones en las que se encuentra un contenido de carácter íntimo referido a la salud o a detalles de la vida privada, son las más numerosas las cartas referidas a regalos, invitaciones o felicitaciones. Se calcula que un 33% (104 unidades) de las cartas contienen fórmulas de cortesía, lo que puede indicar un tratamiento reverencial –de pleitesía– por parte de los residentes de la Comunidad Valenciana hacia Barbieri (véase Figura 10). Como curiosidad, algunos de los regalos que enviaron a Barbieri fueron: libros, números de revistas, talones, cajas de naranjas y melones y hasta una dolçaina y un tabal.[39] También Barbieri correspondió a estos con más libros, ediciones de obras propias, estampitas, perfume y una medalla de la Virgen de Lourdes. El alto porcentaje de este tipo de detalles, así como la multitud de felicitaciones y muestras de afecto, muestra la relevancia de este tipo de comunicaciones para el mantenimiento e incluso el fortalecimiento de las relaciones en la red.

Figura 10 / Distribución en porcentajes de las cartas remitidas a Barbieri según categorías de motivación.

Otra de las principales motivaciones en la correspondencia de Barbieri está relacionada con el ámbito profesional o de los negocios. El 23,8% (75 unidades) de las cartas presentan un contenido referido al desarrollo y al estreno de obras, contratos y pagos. Este dato pone de manifiesto que hubo un interés económico en sus vínculos con Valencia y, además, que existieron colaboraciones artísticas con residentes de la Comunidad Valenciana como las mantenidas con Liern, Barranco, Escalante o Labaila. Son numerosas las cartas donde se trazan los planes para el desarrollo de una obra, donde se discuten los títulos o se revisan diálogos y actos.[40]

En lo que se refiere a las categorías de información y favores, se constata un porcentaje del 17,1% y del 16,5%, respectivamente. Ambas tipologías de motivaciones se relacionan con la capacidad de movilización del capital social y muestran, en casos concretos, el poder del compositor para lograr sus objetivos. Tal como se ha ido comentando anteriormente, hubo algunos campos en los que Barbieri estuvo especialmente interesado: el retrato de Eximeno, el cual logró a través de la movilización de la red por parte de Ayala; información sobre folclore y temas musicales o históricos valencianos, que obtuvo gracias a agentes como Serrano, Ximénez y Pallarés; y adquisiciones para su biblioteca, sobre las cuales se dan las consultas (y transacciones) más frecuentes en esta categoría. Uno de los episodios de mayor interés en el conjunto de la correspondencia de esta categoría fue cuando Barbieri solicitó información a Serrano para una zarzuela cuya acción quería situar en Valencia el año 1808, justo antes y después del ataque del mariscal francés Moncey.[41] Serrano Morales contestó a Barbieri ofreciendo información con todo tipo de detalle, a partir de cuatro preguntas formuladas por el compositor:

1º Señas particulares de Miguel García y del traje que usaba […] 2º Si los voluntarios usaban traje uniforme y descripción de este [...] 3º Qué traje usaban las masas populares o trabajadoras de dentro de la ciudad […] 4º Descripción de la bandera del Rat-Penat.[42]

El contenido de sus respuestas fue empleado en la zarzuela Los fusileros, tal como se muestra en sus textos y en la portada de su edición con alusiones a la Catedral de Valencia, la vestimenta y la susodicha bandera.[43] Respecto a la categoría de favores, las solicitudes se dan mayoritariamente entre los remitentes a Barbieri. Estas pueden ser para recomendar a personas para ciertos trabajos o puestos (como cantantes, profesores, representantes, archiveros, traductores, libretistas, etc.), para revisar y remitir obras, para conseguir entradas a teatros, para escribir artículos, para pedir patrocinio y hasta dinero. Barbieri aparece en la correspondencia como una persona generosa que procura responder a cada una de las solicitudes. El único caso en que se ha localizado cierto descontento por el silencio de Barbieri tras una petición ha sido en las cartas de Ximénez, el cual requirió al compositor en varias ocasiones alguna obra para musicalizar y su patrocinio, a lo que Barbieri parece que nunca correspondió.[44]

Por último, para visualizar la distribución de las motivaciones por emisor, se ha añadido el diagrama siguiente (véase Figura 11), teniendo en cuenta solo aquellos emisores con más de cuatro cartas remitidas. Algunas consideraciones al respecto son: 1) las motivaciones son más variadas cuanta más correspondencia se da; 2) la cortesía es la categoría más distribuida entre los emisores; 3) la categoría de información tiene una presencia relevante entre los emisores con mayor correspondencia; 4) incluso los emisores con menor correspondencia solicitan favores a Barbieri.

Figura 11 / Distribución en porcentajes de las categorías de motivación por emisor.

Conclusiones

En la reconstrucción de la red egocentrada de Barbieri con Valencia a partir de la correspondencia, se ha constatado la existencia de un entramado social con vínculos profesionales, familiares, afectivos y circunstanciales entre 1852 y 1893. Tras los análisis practicados a la red resultante de estas relaciones, los emisores que sobresalen son Rafael María Liern, José Enrique Serrano Morales y Antonio Ayala. Liern fue el emisor que más cartas envió a Barbieri y también con el que mantuvo una relación más duradera. Su vínculo con el compositor se dio, principalmente, por motivaciones profesionales por colaboraciones artísticas. La durabilidad y especialmente el tono íntimo de sus cartas revelan un alto grado de cercanía y, lo que podría considerarse, una relación afectiva. Otro de los corresponsales con los que Barbieri mantuvo una relación de amistad fue Antonio Ayala. Este compartió con Barbieri cuestiones íntimas sobre su salud, su matrimonio e incluso alojó al compositor en su casa. Hasta su muerte se ocupó de proveer de información y contactos a Barbieri, de tal modo que se muestra en la red como el personaje de referencia o enlace principal de este con gran parte del resto de los emisores. Por último, cabe destacar el vínculo de Barbieri con Serrano Morales, pues le supuso el enlace hacia élites culturales y sociales de la Valencia del momento. Su correspondencia muestra una pasión compartida, la de la bibliofilia, que llevó al intercambio de libros e información sobre bibliotecas y colecciones.

Además de los emisores más relevantes en términos de frecuencia e intensidad, cabe señalar la presencia de subgrupos o comunidades identificadas a partir de las menciones de los corresponsales. En la red Barbieri-Valencia se comprueba que existe una trama entre los corresponsales, al menos, de conocidos alrededor de la figura de Barbieri. Se reconocen redes familiares (padre e hijos), redes profesionales (libretistas, representantes o gestores), una extensa red de bibliófilos y otra más, formada a partir de personajes vinculados con la sociedad Lo Rat Penat. Con estas redes, Barbieri satisfizo sus distintas facetas como compositor, coleccionista, historiador, amigo y viajero. Así mismo, con el vínculo creado con los miembros de Lo Rat Penat, contribuyó al desarrollo de la sociedad promoviendo y dinamizando el movimiento de enaltecimiento de la cultura valenciana. Prueba de ello es la amplia recepción que tuvo entre los corresponsales el estreno de la Salve valenciana en 1882. Cabe considerar que, por aquel entonces, Barbieri ya era un compositor reconocido, lo que otorga más valor al gesto de regalar esta obra a una sociedad fundada tan solo cuatro años antes.

El origen de algunas de las relaciones de los corresponsales con Barbieri se ha podido identificar con las visitas que este realizó a Valencia los años 1852, 1859 y 1880. La correspondencia testimonia estos primeros encuentros, lo que dota de cierta relevancia a la presencia física del compositor en el origen de las relaciones. Respecto a la naturaleza y la sustancia de las mismas, se han encontrado motivaciones de índole diversa. Se constata la importancia de la cortesía o pleitesía (que incluye regalos, agradecimientos, felicitaciones, invitaciones y disculpas) en el mantenimiento de las relaciones en la red. Así mismo, los negocios derivados de las colaboraciones artísticas suponen una causa principal de la emisión de las cartas. Se corrobora así la gran capacidad del compositor de lograr sus objetivos mediante su capital social y una actitud de colaboración y generosidad ante casi cualquier propuesta. Con todo, Barbieri supo aprovechar la red y trazar vínculos adecuados para proveerse de información sobre temas musicales o históricos valencianos, para adquirir libros para su colección y difundir su obra y nombre entre los valencianos. Del otro lado, los remitentes explotaron su relación con Barbieri para lograr su colaboración artística, lucir su amistad, obtener información o lograr su favor en el desarrollo de sus ocupaciones o la de sus propios vínculos.

Por último, es necesario apuntar una reflexión y líneas futuras en el estudio de la correspondencia. A lo largo de este artículo se han insertado multitud de diseños gráficos y diagramas que son fruto de los resultados de análisis cuantitativos propios del Análisis de Redes Sociales. Tal como se ha indicado, su empleo es justificado por la necesidad de superar el lenguaje metafórico que habitualmente se ha utilizado en las relaciones y vínculos establecidos en las correspondencias y en favor de un tratamiento más efectivo que pudiera dar sostén a las intuiciones surgidas con la lectura y estudio intensivo de las cartas y sus emisores. La metodología aplicada ha mostrado una potencialidad clarificadora, especialmente con la representación gráfica y la identificación de grupos y subgrupos específicos. Es por ello, que se propone en futuros trabajos seguir explorando los beneficios y limitaciones del Análisis de Redes Sociales como un complemento a la metodología cualitativa imperante en los estudios musicológicos.

 

Bibliografía

Barbieri, Francisco Asenjo, y Rafael María Liern. 1863. Dos pichones del Turia: juguete lírico bilingüe en un acto y en verso. Madrid: El Teatro Contemporáneo. https://books.google.es/books?id=8gUQAQAAIAAJ.

Bertrand, Michel, Sandro Guzzi-Heeb y Claire Lemercier. 2011. “Introducción: ¿en qué punto se encuentra el análisis de redes en Historia?”. Redes. Revista hispana para el análisis de redes sociales 21 (2): 1. https://doi.org/10.5565/rev/redes.416.

Bonastre i Bertran, Francesc. 1985. “Documents epistolars de Barbieri adreçats a Felip Pedrell”. Recerca musicológica 5: 131-177.

Bonastre i Bertran, Francesc y Álvarez Losada, Cristina. 2015. Epistolario de Felip Pedrell. 2 vols. Bellaterra: Universidad Autónoma de Barcelona.

Bordas Ibáñez, Cristina. 2007. “La collection Barbieri de Madrid”. En Les collections d’instruments de musique, 9 (2): 28-51. París: CNRS Editions.

Bueno Camejo, Francisco y José S. Blasco Magraner. 2013. Epístolas de la música religiosa española del S XIX. La correspondencia entre Juan Bautista Guzmán, Francisco Asenjo Barbieri y Felipe Pedrell Sabaté. La Laguna (Tenerife): Sociedad Latina de Comunicación Social.

Carredano, Consuelo. 2008. Adolfo Salazar. Epistolario 1912-1958. Madrid: Fundación Scherzo, Publicaciones de la Residencia de Estudiantes, e Instituto Nacional de las Artes Escénicas y de la Música.

Casares Rodicio, Emilio. 1988. Documentos sobre música española y epistolario. Vol. II. Legado Barbieri. Madrid: Fundación Banco Exterior.

––––––––. 1994a. Francisco Asenjo Barbieri. El hombre y el creador. Vol. 1. Madrid: Instituto Complutense de Ciencias Musicales.

––––––––. 1994b. Francisco Asenjo Barbieri: Escritos. Vol. 2. Madrid: Instituto Complutense de Ciencias Musicales.

Casares Rodicio, Emilio, Vicente Galbis López y Rafael Díaz Gómez. 2006a. Diccionario de la música valenciana: Abad-Kubrick. Vol. 1. Madrid: Iberautor Promociones Culturals.

––––––––. 2006b. Diccionario de la música valenciana: Labuiga-Zarzuela. Vol. 2. Madrid: Iberautor Promociones Culturals.

Cortés, Francesc. 2019. “Epistolario y documentos de Francisco Asenjo Barbieri a Manuel de Bofarull (1870-1888): Cartas literarias y familiares”. Anuario Musical 50: 201-234.

Crossley, Nick. 2015. Networks of Sound, Style and Subversion: the Punk and Post-punk Worlds of Manchester, London, Liverpool and Sheffield, 1975-80. Manchester, UK: Manchester University Press.

––––––––. 2020. Connecting Sounds: The Social Life of Music. Manchester: Manchester University Press.

Crossley, Nick, Elisa Bellotti, Gemma Edwards, Martin G. Everett, Johan Koskinen y Mark Tranmer. 2015. Social Network Analysis for Ego-nets. Londres: SAGE Publications Ltd.

Díaz Gómez, Rafael, y Vicente Galbis López. 1996. Correspondencia / Eduardo López-Chavarri Marco. 2 vols. Valencia: Generalitat Valenciana, Conselleria de Cultura, Educación y Ciencia.

Erikson, Emily y Eric Feltham. 2020. “Historical Network Research”. En The Oxford handbook of social networks, 762-74. Nueva York, NY: Oxford University Press.

Esquer Torres, Ramón. 1962. “Para un epistolario Tamayo y Baus – Asenjo Barbieri”. Boletín de la Real Academia Española 42 (165): 121-144.

Ferreres, Rafael. 1963. “Epistolario de Francisco Asenjo Barbieri a Serrano Morales y a José Gregorio Fuster”. Revista Valenciana de Filologia VII: 23-76.

Galbis López, Vicente. 1998. “La música escénica en Valencia: 1832-1868. Del modelo del Antiguo Régimen a la organización musical del estado burgués”. Tesis de Doctorado, Universitat de València.

García Sancho, Manuel. 2004. “Los inicios del sinfonismo en Valencia: la Sociedad de Conciertos de José Valls (1878-1888)”. Revista de Musicología 27 (2): 979-97. https://doi.org/10.2307/20798012.

Gembero Ustárroz, María, y Emilio Ros-Fábregas, eds. 2021. Musicología en web: patrimonio musical y humanidades digitales. DeMusica 29. Kassel: Edition Reichenberger.

Gómez-Elegido Ruizolalla, María Cruz. 1984. “La correspondencia entre Felipe Pedrell y Francisco Asenjo Barbieri”. Recerca Musicològica 4: 177-242.

Griffiths, John. 2018. “La vihuela desde mi ordenador: la musicología y las humanidades digitales”. En Musicología en el siglo XXI: nuevos retos, nuevos enfoques, editado por Begoña Lolo y Adela Presas, 1241-1255. Madrid: Sociedad Española de Musicología.

Imízcoz Beunza, José María, y Lara Arroyo Ruiz. 2011. “Redes sociales y correspondencia epistolar. Del análisis cualitativo de las relaciones personales a la reconstrucción de redes egocentradas”. Redes. Revista hispana para el análisis de redes sociales 21 (2): 98. https://doi.org/10.5565/rev/redes.419.

Lemercier, Claire. 2015. “Formal Network Methods in History: Why and How?”. En Social Networks, Political Institutions, and Rural Societies, 281-310. Turnhout, Bélgica: Brepols.

Lemercier, Claire, Claire Zalc y Arthur Goldhammer. 2019. Quantitative Methods in the Humanities: An Introduction. Charlottesville: University of Virginia Press.

Light, Ryan y James Moody, eds. 2020. The Oxford Handbook of Social Networks. Nueva York, NY: Oxford University Press.

Martínez Roda, Federico. 2000. Historia de Lo Rat Penat. Valencia: Asociación Cultural Lo Rat Penat.

McAndrew, Siobhan y Martin Everett. 2015. “Music as Collective Invention: A Social Network Analysis of Composers”. Cultural Sociology 9 (1): 56-80. https://doi.org/10.1177/1749975514542486.

Muñoz Feliu, Miguel C., y Ma Carmen Martínez Ortega. 2013. “Los Sacristán: comercio y coleccionismo en la Valencia del siglo XIX”. Archivo de arte valenciano 94: 167-80.

––––––––, eds. 2014. “José Gregorio Fuster: bibliófilo, anticuario y bedel”. En Pasiones bibliográficas: vint anys de la Societat Bibliogràfica Valenciana Jerònima Galés, 177-84. Valencia: Societat Bibliogràfica Valenciana Jerònima Galés.

Papí Rodes, Concha. 2002. “La Sociedad Arqueológica Valenciana: reglamentos, socios y actividades”. Boletín del Museo Arqueológico Nacional 20 (1-2): 265-92.

Pearce Pérez, Margarita del Carmen. 2021a. “La música en el contexto religioso de La Habana (1853-1898): espacios, músicos y repertorios”. Tesis de Doctorado, Universidad de Oviedo.

––––––––. 2021b. “Redes y espacios de sociabilidad desde la capilla de música de la Catedral de La Habana (1853-1884)”. Resonancias 25 (48): 13-39.

Perandones, Miriam. 2016. Correspondencia epistolar (1892-1916) de Enrique Granados. Barcelona: Editorial Boileau.

Pérez Gutiérrez, Mariano. 1982. Falla y Turina a través de su epistolario. Madrid: Conservatorio Superior de Música de Sevilla; Editorial Alpuerto.

Real Academia de la Historia. “Diccionario Biográfico electrónico”.  http://dbe.rah.es/

Sanz y Sever, Antonio. 1863. Cuenta de la tesorería de la Real Sociedad Económica de Amigos del País de Valencia correspondiente a los años 1862 y 1863, rendida por sus tesoreros D. Antonio Sanz y Sever y D. José Royo y Salvador. Real Sociedad Económica de Amigos del País de Valencia. http://hdl.handle.net/10251/23045.

Sarno, Emma. 2017. “Análisis de redes sociales e historia contemporánea”. Ayer 105 (1): 23-50.

Smith, Jeffrey A. 2020. “The Continued Relevance of Ego Network Data”. En The Oxford Handbook of Social Networks, 252-74. Nueva York, NY: Oxford University Press.

Sociedad de Bibliófilos Españoles. 1871. Libros publicados por la Sociedad de Bibliófilos Españoles.

Uzzi, Brian, y Jarrett Spiro. 2005. “Collaboration and Creativity: The Small World Problem”. American Journal of Sociology 111 (2): 447-504.

Virgili i Blanquet, Maria Antònia. 1981. “Felipe Pedrell y el músico vallisoletano Luis Villalba: correspondencia inédita”. Recerca Musicològica 1: 151-92.

Fuentes documentales

Archivo Municipal de Valencia (AMV), Biblioteca Serrano Morales, Carta de Barbieri del 04/08/1880.

Biblioteca Nacional de España (E-Mn):

  • M/3946
  • M/4094
  • M/1241
  • BARBIERI/150 (Música manuscrita)
  • MP/1611/22 (Música impresa)
  • MSS/14021/160-194 - Antonio Ayala y Vicenta Vidal
  • MSS/14005/3-14 - Mariano Barranco y Caro
  • MSS/14025/4-17 - Manuel Carboneres y Quiles
  • MSS/14026/53-54 - Manuel Cerdá
  • MSS/14007/1-29/ - Eduardo Escalante
  • MSS/14007/1-36 - José Espí Ulrich
  • MSS/14007/2-4 - Ramón Fayos
  • MSS/14007/2-34 - José Fornet Senís
  • MSS/14008/1-2 - Vicente Galiana
  • MSS/14008/1-7 - Juan García
  • MSS/14030/161-166 - José Gregorio Fuster y Jordán
  • MSS/14009/1-17 - Mariano Hervás
  • MSS/14009/2/1 - Jacinto Labaila
  • MSS/14009/3/2 - Rafael María Liern
  • MSS/14009/3/21 - Teodoro Llorente
  • MSS/14010/1/39 - M. Martos Rubio
  • MSS/14036/19-20 - Joaquín María Medina
  • MSS/14037/1/13 - José María Molés
  • MSS/14001/1-5 - Víctor Navarro
  • MSS/14030/166 - José María Olmos Fuster
  • MSS/14011/2-12 - José Pallarés
  • MSS/14040/167-171 - Antonio Quilis
  • MSS/14012/2-3 - Fernando Reig Flores
  • MSS/14012/4/1 - Estanislao Sacristán
  • MSS/14049/115-116 - Pedro Salvá Mallén
  • MSS/14012/4-12 - Enrique Salvá
  • MSS/14019/384 - Antonio Sanz y Sever
  • MSS/14012/4/36 - José Enrique Serrano Morales
  • MSS/14013/2-21 - José Mª Torres
  • MSS/14013/2-24 - Luis Tramoyeres
  • MSS/14013/3/56 - José Vives Ciscar
  • MSS/14014/1 - Eduardo Ximénez y Cos
  • MSS/14023/4-12 -Vizconde de Bétera
  • MSS/14036/19-20 - Joaquín María Medina

Hemeroteca Municipal de Valencia, El Mercantil Valenciano, 06/08/1880.

 

Apéndice. Índice de corresponsales con breve perfil biográfico y vinculación a sociedades.

  • Ayala, Antonio. ?; Valencia, 1881. Procurador de los tribunales de la ciudad de Valencia.
  • Barranco y Caro, Mariano. Valencia, ?; ?. Libretista autor de, al menos, veintinueve obras. Colaboró con compositores como Francisco Asenjo Barbieri, Federico Chueca y Benito de Monfort.[45]
  • Bernat i Baldoví, Josep. Sueca (Valencia), 19/03/1809; Valencia, 31/12/1864. Escritor y poeta valenciano reconocido por sus sainetes. Nombrado prohombre de Lo Rat Penat (Martínez 2000, 50).
  • Carboneres y Quiles, Manuel. Xàtiva (Valencia), 24/12/1829; Valencia, 08/02/1880. Archivero e historiador valenciano. Perteneció a la primera junta directiva de Lo Rat Penat (Martínez 2000, 59, 61, 66, 69 y 81).
  • Cerdá, Manuel. No se han localizado señas de este personaje. Miembro de la Sociedad de Bibliófilos Españoles (Sociedad de Bibliófilos Españoles 1871, 419).
  • Escalante y Mateu, Eduardo. El Cabañal (Valencia), 20/10/1834; Valencia, 30/08/1895. Escritor y poeta valenciano reconocido por sus sainetes. Nombrado prohombre de Lo Rat Penat (Casares, Galbis y Díaz 2006a, 298-99; Martínez 2000, 35, 37, 41, 51, 58, 59, 61, 66, 81, 87, 90, 95, 96, 98, 99, 101, 102, 105, 108, 110, 118, 149, 178, 432, 447, 475, 717, 744 y 760).
  • Espí Ulrich, José. Alcoy (Alicante), 26/12/1849; Valencia, 13/07/1905. Compositor y docente. Miembro de la Real Academia de Nobles Artes de San Fernando y de la junta directiva de Lo Rat Penat en 1889 (Casares, Galbis y Díaz 2006a, 304-305; Martínez 2000, 98).
  • Fayos, Ramón. No se han localizado señas de este personaje. Podría tratarse del padre de Emilio Fayos (1876-1904) (Casares, Galbis y Díaz 2006a, 341).
  • Fornet Senís, José. Valencia, 24/06/1836; Valencia, 27/03/1915. Compositor, organista y docente. Organista de la iglesia San Nicolás de Valencia. Profesor de la Sociedad Económica de Amigos del País de Valencia (Casares, Galbis y Díaz 2006a, 394).
  • Fuster y Jordán, José Gregorio. Valencia, 11/03/1806; Valencia, 02/04/1878. Bedel de la Universidad Literaria de Valencia y bibliófilo. Miembro de la Sociedad Arqueológica Valenciana (Muñoz y Martínez 2014, 177-84; Papí 2002, 265-92).
  • Galiana, Vicente. No se han localizado señas de este personaje. Consta como vocal de la junta general de Lo Rat Penat en 1879 (Martínez 2000, 81).
  • García, Juan. No se han localizado señas de este personaje. Por la correspondencia con Barbieri podría tratarse del representante del Circo Español de Valencia.[46]
  • Hervás, Mariano. No se han localizado señas de este personaje.
  • Labaila y González, Jacinto. Valencia, 11/09/1833; Valencia, 18/02/1895. Escritor valenciano. Autor de, al menos, 22 obras y traductor de Víctor Hugo al castellano.[47] Fue el tercer presidente de Lo Rat Penat (1880-1881) (Martínez 2000, 34).
  • Liern y Cerach, Rafael María. Valencia, 11/04/1832; Madrid, 13/09/1897. Libretista. Uno de los autores más prolíficos en el género lírico. Escribió obras en valenciano y castellano. Consta que participó en varias actividades organizadas por Lo Rat Penat (Casares, Galbis y Díaz 2006b, 8-9; Martínez 2000, 35, 97, 110, 111 y 118).
  • Llorente Olivares, Teodoro. Valencia, 07/01/1836; Valencia, 02/07/1911. Escritor, periodista, traductor, político e historiador. Fundó y dirigió Las Provincias.[48] Impulsor del movimiento de la Renaixença, siendo el segundo presidente de Lo Rat Penat (1879-1880) (Martínez 2000, 32).
  • Martos Rubio, M. No se han localizado señas de este personaje.
  • Medina, Joaquín María. No se han localizado señas de este personaje.
  • Molés, José María. No se han localizado señas de este personaje. Consta como propietario del Teatro Contemporáneo y El Micalet de Valencia y como socio de Lo Rat Penat en el año 1878 (Barbieri y Liern 1863; Martínez 2000, 63).
  • Navarro, Víctor. No se han localizado señas de este personaje. Por la correspondencia de Barbieri consta como amigo de la familia Salvá.[49]
  • Olmos Fuster, José María. No se han localizado señas de este personaje. Por la correspondencia de Barbieri se sabe que era el hijo de José Gregorio Fuster y Jordán. Fue miembro de la Sociedad Arqueológica Valenciana y participó en la redacción del reglamento de constitución de Lo Rat Penat (Papí 2002, 284; Martínez 2000, 55).
  • Pallarés, José. No se han localizado señas de este personaje.
  • Quilis, Antonio. No se han localizado señas de este personaje. Por la correspondencia de Barbieri se conoce que era abogado y el abuelo materno de Antonio Fornet Quilis.[50] Además, consta como socio fundador de la Sociedad Arqueológica Valenciana (Papí 2002, 284).
  • Reig Flores, Fernando. No se han localizado señas de este personaje. Consta como socio de Lo Rat Penat en el año 1878 y secretario general de la misma (Martínez 2000, 63, 65, 66, 80, 81, 82, 84, 86, 87, 88, 89, 90 y 111).
  • Sacristán y Ferrer, Estanislao. Valencia, 28/10/1835; Valencia, 29/12/1905. Hacendado y anticuario. Hijo del comerciante Estanislao Sacristán y Mateu. Parte de su colección se conserva en la Biblioteca Serrano Morales (Muñoz y Martínez 2013, 167-80).
  • Salvá Mallén, Pedro. Valencia, 1811; Valencia, 1870. Bibliófilo. Hijo del librero y editor Vicente Salvá Pérez. Destaca por haber escrito el “Catálogo de la biblioteca de Salvá”.[51]
  • Salvá, Enrique. No se han localizado señas de este personaje. Hijo de Pedro Salvá Mallén.
  • Sanz y Sever, Antonio. No se han localizado señas de este personaje. Consta que fue tesorero de la Real Sociedad Económica de Amigos del País de Valencia los años 1862 y 1863 (Sanz 1863).
  • Serrano Morales, José Enrique. Algeciras (Cádiz), 1851; Valencia, 17/02/1908. Bibliófilo, historiador y político. Conocido por poseer una de las mejores bibliotecas privadas en fondos antiguos de la Comunidad Valenciana, entre ellas la biblioteca Pedro Salvá. Su colección se conserva en la Biblioteca Serrano Morales (Ajuntament de València). Socio de la Sociedad Arqueológica Valenciana (Papí 2002, 285).[52]
  • Torres, José Mª. Podría tratarse de José Mª Torres Belda (1833-1884), pues consta que era archivero ayudante en la Biblioteca de Valencia, además de miembro de la junta directiva de la Sociedad Arqueológica Valenciana y socio de Lo Rat Penat en 1878 (Papí 2002, 280; Martínez 2000, 64, 86, 97 y 108).
  • Tramoyeres Blasco, Luis. Valencia, 19/09/1854; Valencia, 31/10/1920. Historiador del arte y periodista.[53] Fue periodista en el diario Las Provincias. Consta como miembro de la junta directiva de Lo Rat Penat (Martínez 2000, 66, 77, 81, 82, 86, 7, 88, 89, 109, 112, 116, 471 y 663).
  • Vidal, Vicenta. No se han localizado señas de este personaje. Viuda de Antonio Ayala.
  • Vives Ciscar, José. Valencia, 1853; Valencia, 1893. Doctor en Derecho y bibliófilo. Miembro de la junta directiva de la Sociedad Arqueológica Valenciana, socio de Lo Rat Penat en 1878 (Papí 2002, 277, 278, 281, 283, 285 y 288; Martínez 2000, 63, 69, 82, 84, 87, 90, 93, 94, 101 y 501).
  • Vizconde de Bétera [Pascual Dasí y Puigmoltó]. Picassent (Valencia), 30/03/1851; Valencia, 02/12/1886. Marqués de Dos Aguas, abogado, político y diplomático. Socio de la Sociedad Arqueológica Valenciana. Impulsor de la Sociedad Valenciana de Bibliófilos y de la Revista de Valencia (1880-1883) (Papí 2002, 280).[54]
  • Ximénez [Jiménez, Giménez] y Cos, Eduardo. Valencia, 1824; Valencia, 02/1900. Compositor, docente, investigador y organista. Pionero en la investigación musical folclórica valenciana por su colección de Cantos populares valencianos, recopilados en 1873 para la Exposición Universal de Viena. Consta como miembro de la junta directiva de Lo Rat Penat en 1887 (Casares, Galbis y Díaz 2006a, 516-517; Martínez 2000, 95).

 


[1] Quisiera mostrar mis agradecimientos a Noelia Llorens, Jorge García, Emilio Redondo, Francisco Manuel López, Clara Mateo y Ferran Escrivà por haber leído y mejorado las versiones preliminares de este artículo. Gracias, además, a Allan W. Atlas por su consejo e interés en mi trabajo.

[2] Una reflexión sobre los cambios acaecidos en la disciplina musicológica con la tecnología y los recursos digitales puede verse en Gembero y Ros-Fábregas (2021). Para un ejemplo concreto de sus posibilidades en cuanto al desarrollo de bases de datos relacionales puede consultarse el trabajo de Griffiths (2018).

[3] En este artículo se emplea la denominación oficial y más usada de Comunidad Valenciana (en valenciano Comunitat Valenciana). Además, se utiliza la denominación Valencia como sinónimo de esta cuando no va precedida de “ciudad de”.

[4] Este artículo forma parte de la difusión de los resultados del Proyecto BARVAL: “Asenjo Barbieri (1823-1894) y la Valencia de la segunda mitad del siglo XIX” financiado por la Universidad Internacional de Valencia en su convocatoria de proyectos internos del 2020 (PII2020_08-BARVAL).

[5] El epistolario de Manuel de Falla es uno de los más completos y que mayor interés ha suscitado entre los musicólogos. Véase:  https://www.manueldefalla.com/pdfs/pdf220706123955_526.pdf.

[6] Otras referencias que incluyen parte de la correspondencia de Barbieri son: Esquer (1962), Bonastre (1985), Bueno y Blasco (2013) y Cortés (2019).

[7] Para un acercamiento a métodos cuantitativos empleados en humanidades, véase: Lemercier, Zalc, y Goldhammer (2019).

[8] Para una síntesis de los principales campos de aplicación del ARS en historia, véase: Erikson y Feltham (2020).

[9] Historical Network Research (HNR) (Investigación de Redes Históricas) es una plataforma creada con el objetivo de introducir y desarrollar el uso del análisis de redes entre los historiadores.

[10] Respecto a la música, no hay constancia de una categoría propia y la única referencia vinculada en la web citada se sitúa en el ámbito de la sociología (dentro de Historia Contemporánea). Véase: Crossley (2015).

[11] Un proyecto relacionado también con el entorno de Broadway es “Visualizing Broadway” desarrollado por Derek Miller: https://visualizingbroadway.com/index.html.

[12] Otros proyectos localizados que emplean el ARS en la interpretación de redes a partir de la correspondencia son: “Cultures of Knowledge” (https://culturesofknowledge.history.ox.ac.uk) y “Julius Pflug – Die Korrespondenz (1510-1564)” (http://www.julius-pflug.uni-goettingen.de).

[13] https://gephi.org

[14] Concretamente, los manuscritos revisados de la E-Mn han sido: MSS/14021/160-194 -Antonio Ayala y Vicenta Vidal; MSS/14005/3-14 - Mariano Barranco y Caro; MSS/14025/4-17 - Manuel Carboneres y Quiles; MSS/14026/53-54 - Manuel Cerdá; MSS/14007/1-29/ - Eduardo Escalante; MSS/14007/1-36 - José Espí Ulrich; MSS/14007/2-4 - Ramón Fayos; MSS/14007/2-34 - José Fornet Senís; MSS/14008/1-2 - Vicente Galiana; MSS/14008/1-7 - Juan García; MSS/14030/161-166 - José Gregorio Fuster y Jordán; MSS/14009/1-17 - Mariano Hervás; MSS/14009/2/1 - Jacinto Labaila; MSS/14009/3/2 - Rafael María Liern; MSS/14009/3/21 - Teodoro Llorente; MSS/14010/1/39 - M. Martos Rubio; MSS/14036/19-20 - Joaquín María Medina; MSS/14037/1/13 - José María Molés; MSS/14001/1-5 - Víctor Navarro; MSS/14030/166 - José María Olmos Fuster; MSS/14011/2-12 - José Pallarés; MSS/14040/167-171 - Antonio Quilis; MSS/14012/2-3 - Fernando Reig Flores; MSS/14012/4/1 - Estanislao Sacristán; MSS/14049/115-116 - Pedro Salvá Mallén; MSS/14012/4-12 - Enrique Salvá; MSS/14019/384 - Antonio Sanz y Sever; MSS/14012/4/36 - José Enrique Serrano Morales; MSS/14013/2-21 - José Mª Torres; MSS/14013/2-24 - Luis Tramoyeres; MSS/14013/3/56 - José Vives Ciscar; MSS/14014/1 - Eduardo Ximénez y Cos; MSS/14023/4-12 -Vizconde de Bétera; MSS/14036/19-20 - Joaquín María Medina.

[15] De las 315 cartas, 150 fueron ya incluidas en Casares (1988). El resto, 163, son inéditas y han sido recuperadas para este estudio. Además, se han añadido dos cartas de Bernat i Baldoví enviadas a Barbieri recopiladas en Casares (1994b, 117-118).

[16] A este respecto cabe añadir que solo en el caso de Serrano Morales y Gregorio Fuster se han localizado las cartas emitidas por el propio Barbieri (Ferreres 1963, 23-77).

[17] E-Mn/MSS/14021/160-194, Cartas de Ayala del 18/04/1872 al 05/10/1873.

[18] E-Mn/MSS 14009/3/2, Cartas de Liern del 05/09/1859 al 29/97/1859.

[19] E-Mn/MSS/14009/3/2, Carta de Liern del 04/09/1893.

[20] Probablemente conoció a Barbieri durante su etapa como estudiante en el conservatorio de Madrid donde es posible que hubiera acudido a las sesiones de la Sociedad de Conciertos que dirigían Barbieri y Monasterio (García 2004).

[21] El Mercantil Valenciano, 06/08/1880, 3.

[22] Archivo Municipal de Valencia (AMV), Biblioteca Serrano Morales, Carta de Barbieri del 04/08/1880.

[23] Una transcripción de dichas cartas se encuentra en Ferreres (1963).

[24] Valencia, 09/10/1865-Valencia, 05/12/1956. Pianista y docente. Forma parte de una familia de músicos reconocida, cuyo padre fue José Fornet Senís (Casares, Galbis y Díaz 2006b, 393-395).

[25] E-Mn/MSS/14040/167-171, Carta de Quilis del 28/12/1852.

[26] E-Mn/MSS/14009/3/2, Cartas de Liern del 06/01/1873 al 17/06/1873.

[27] E-Mn/MSS/14014/1, Cartas de Ximénez del 21/04/1873 al 23/12/1885. Algunos ejemplares de la obra Ecos del alma y la partitura manuscrita se conservan en la E-Mn (M/3946; M/4094; M/1241).

[28] E-Mn/M.Barbieri/74/1; E-Mn/M.BARBIERI/74/2.

[29] Aldaia (Valencia), 19/01/1846; Montserrat (Barcelona), 18/03/1909. Compositor y musicólogo. Es conocido por su papel al frente de la Escolanía de Montserrat. Anteriormente, ocupó la maestría de la Catedral de Valencia del 1877 al 1889 (Casares, Galbis y Díaz 2006a, 474-475).

[30] E-Mn/MSS/14007/1-36, Carta de Espí del 11/05/1882; E-Mn/MSS/14008/1-2, Carta de Galiana del 15/05/1882; E-Mn/MSS/14009/2/1, Carta de Labaila del 16/05/1882; E-Mn/MSS/14009/3/21, Carta de Llorente del 12/05/1882; E-Mn/MSS/14012/2-3, Carta de Reig del 06/05/1882; E-Mn/MSS/14013/2-24, Carta de Tramoyeres del 15/05/1882; E-Mn/MSS/14013/3/56, Carta de Vives del 14/05/1882; E-Mn/MSS/14007/2-34, Carta de Fornet del 31/05/1882; E-Mn/MSS/14012/4/36, Carta de Serrano del 14/05/1882; E-Mn/MSS/14023/4-12, Carta del Vizconde de Bétera del 14/05/1882.

[31] E-Mn/MSS/14037/1/13, Cartas de Molés del 22/11/1858 al 20/11/1875.

[32] E-Mn/MSS/14025/4-17, Carta de Carboneres del 12/06/1874; E-Mn/MSS/14008/1-2, Carta de Galiana de agosto de 1880 (fecha aproximada); E-Mn/MSS/14036/19-20, Carta de Medina sin fechar; E-Mn/MSS/14012/2-3, Carta de Reig del 30/04/1881; E-Mn/MSS/14012/4/36, Carta de Serrano del 21/04/1881 y 20/05/1881; E-Mn/MSS/14014/1, Carta de Ximénez del 14/06/1874; E-Mn/MSS/14007/2-34, Carta de Fornet del 13/02/1882.

[33] E-Mn/MSS/14021/160-194, Carta de Ayala del 11/08/1880.

[34] E-Mn/MSS/14008/1-2, Carta de Galiana de agosto de 1880 (fecha aproximada).

[35] E-Mn/ MSS/14001/1-5, Cartas de Navarro del 01/12/1870, 11/12/1870, 20/12/1870 y 24/12/1870; E-Mn/MSS/14012/4-12, Cartas de Enrique Salvá del 14/06/1871 y 09/07/1871; E-Mn/MSS/14030/166, Carta de Olmos del 18/05/1873; E-Mn/MSS/14012/4/36, Carta de Serrano del 17/08/1880.

[36] E-Mn/MSS/14030/161-166, Cartas de Fuster del 17/09/1871, 12/01/1873 y 18/05/1873.

[37] E-Mn/MSS/14021/160-194, Carta de Ayala del 07/11/1880; E-Mn/MSS/14007/1-29, Carta de Escalante del 12/02/1881; E-Mn/MSS/14007/2-34, Carta de Fornet del 31/05/1882; E-Mn/MSS/14012/2-3, Carta de Reig del 30/04/1881.

[38] E-Mn/MSS/14012/4/36, Cartas de Serrano del 02/10/1882, 02/11/1883, 10/02/1884, 20/11/1887, 17/08/1880, 05/11/1880, 24/03/1881, 21/04/1881, 20/05/1881, 19/10/1881, 21/03/1882 y otra de 1880 sin fechar; E-Mn/MSS/14021/160-194, Cartas de Ayala del 18/04/1872, 21/04/1872, 06/05/1872, 09/05/1872, 12/05/1872, 04/06/1874, 27/11/1880 y 07/11/1880; E-Mn/ MSS/14009/3/2, Cartas de Liern del 19/02/1864, 1863 (sin fechar), 1864 (sin fechar), 22/06/1884 y 09/07/1891.

[39] La dolçaina y el tabal fueron un regalo de Espí Ulrich, tal como lo atestiguan sus cartas: E-Mn/MSS/14007/1-36, Carta de Espí del 15/11/1883. Para un acercamiento a la colección de instrumentos de Barbieri, véase: Bordas (2007).

[40] Una muestra puede verse en: E-Mn/MSS/14009/3/2, Cartas de Liern del 23/01/1873 al 13/03/1873.

[41] Carta de Barbieri a Serrano del 21/03/1883 (Ferreres 1963, 55-57).

[42] E-Mn/MSS/14012/4/36, Carta de Serrano del 10/02/1884.

[43] E-Mn/M.BARBIERI/150 (Música manuscrita); E-Mn/MP/1611/22 (Música impresa).

[44] E-Mn/MSS/14014/1, Carta de Ximénez del 12/06/1881.

[45] E-Mn. Registro en datos.bne.es: http://datos.bne.es/resource/XX1510771.

[46] E-Mn/MSS/14008/1-7, Carta de Juan García del 27/12/1874.

[47] E-Mn. Registro en datos.bne.es: http://datos.bne.es/resource/XX991286.

[48] Muñoz de Prat. “Llorente Olivares, Teodoro”. https://dbe.rah.es/biografias/12217/teodoro-llorente-olivares.

[49] E-Mn/MSS/14001/1-5, Cartas de Víctor Navarro del 01/12/1870 al 24/12/1870.

[50] E-Mn/MSS/14040/167-171, Carta de Quilis del 16/10/1866.

[51] Véase: https://www.bvfe.es/es/component/mtree/autor/10601-salva-vicente/apage2.html.

[52] Para más información sobre la Biblioteca Serrano Morales, véase: https://cultural.valencia.es/es/biblioteca/biblioteca-serrano-morales/.

[53] Delicado Martínez, Javier. “Tramoyeres Blasco, Luis”.https://dbe.rah.es/biografias/9010/luis-tramoyeres-blasco.

[54] Para más información sobre la biografía, véase: https://www.enciclopedia.cat/diccionari-dhistoriografia-catalana/pasqual-dasi-i-puigmolto.


Citar este artículo

Ver máskeyboard_arrow_down

Ordiñana Gil, María. 2023. "Reconstrucción y análisis de la red social de Francisco Asenjo Barbieri en Valencia (España) a partir de la correspondencia (1852-1893)". Resonancias 27 (52): 97-128.

Comparte nuestro contenido en: